DINERO

Desafíos y expectativas: Ante la encrucijada de reformas Post-Electorales según S&P global

Compártelo

En un informe reciente, la agencia de calificación de riesgo Standard & Poor’s (S&P Global) proyecta un camino lleno de desafíos para el gobierno dominicano que resulte electo en las venideras elecciones de 2024. La entidad anticipa que el ejecutivo entrante deberá enfrentar la tarea crítica de implementar “reformas estructurales largamente demoradas”, un desafío que ha sido constante en diferentes administraciones del país.

A través de los años, gobiernos sucesivos en la República Dominicana han luchado con la implementación de cambios estructurales significativos. Las áreas que requieren atención incluyen el sistema tributario, el sector eléctrico, las pensiones y el marco laboral. Aunque el actual gobierno perremeísta ha logrado algunos avances con medidas complementarias, la verdadera profundidad y alcance de las reformas futuras permanecen inciertas hasta después de las elecciones presidenciales y legislativas de mayo de 2024.

S&P Global indica que la capacidad del país para llevar a cabo estas reformas no solo dependerá del panorama político pos-electoral, sino también de la voluntad administrativa de abordar problemas de larga data. La agencia advierte que rigideces presupuestarias y una elevada carga de intereses limitan la flexibilidad fiscal del gobierno. La falta de medidas correctivas podría, por tanto, debilitar aún más los perfiles fiscales y de deuda del país.

A pesar de los desafíos, el Ministerio de Hacienda de la República Dominicana reportó que S&P Global reafirmó la calificación de riesgo del país en “BB” con perspectiva estable. Este reconocimiento valora, entre otros, el fortalecimiento de las instituciones gubernamentales y la estabilidad macroeconómica que continúa siendo la base de la solvencia crediticia de la nación. Sin embargo, el informe también advierte que necesidades a corto plazo y una posible desaceleración del crecimiento económico podrían afectar adversamente la calificación en los próximos 12 a 18 meses.

Por otro lado, la agencia también plantea un escenario más positivo. Si el país logra demostrar una capacidad efectiva para aprobar e implementar reformas que mejoren la gestión fiscal y de deuda, esto podría traducirse en una mejora de la calificación crediticia.

Además, S&P Global señala la importancia de medidas fiscales para mejorar la eficiencia del gasto y ampliar la base impositiva, reduciendo exenciones fiscales. Reconoce que si bien mayores ingresos por turismo y menores importaciones han reducido déficits en cuenta corriente, el país sigue siendo vulnerable a choques externos.

Este informe resalta la encrucijada en la que se encuentra la República Dominicana. Mientras busca alcanzar una calificación de grado de inversión, las decisiones políticas y económicas tomadas en el próximo periodo serán fundamentales para definir el futuro financiero y el desarrollo del país. La comunidad internacional y los ciudadanos dominicanos esperan con expectativa las acciones que tomará el próximo gobierno para navegar estos desafíos y aprovechar las oportunidades que se presenten en el camino hacia un desarrollo sostenible y una mayor estabilidad económica.


Compártelo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *