INTERNACIONALES

Líder internacional de Yoga Tántrico arrestado en Francia por presunta explotación sexual

Compártelo

Las autoridades francesas detuvieron el martes al líder de una organización multinacional de yoga tántrico bajo la sospecha de adoctrinar a seguidoras para su explotación sexual.

Durante una operación policial masiva en la región de París, fue arrestado el gurú rumano en el centro de la Federación de Yoga Atman, según un funcionario judicial francés que no estaba autorizado para hablar públicamente sobre la investigación en curso.

La fuente francesa identificó al hombre como Gregorian B., a quien los medios franceses identificaron como Gregorian Bivolaru, de 71 años, un conocido maestro y autor internacional de yoga. La federación Atman, con sede en Inglaterra, ofrece cursos de yoga y formación para profesores de yoga.

Según el funcionario francés, la investigación sobre Bivolaru y la federación de yoga, también conocida como el Movimiento para la Integración Espiritual en el Absoluto, comenzó tras informes de manipulación psicológica y explotación sexual dentro de la organización. Antiguos miembros de MISA alertaron a las autoridades sobre los presuntos abusos.

Bivolaru enfrenta cargos de trata de personas, secuestro organizado, violación y abuso organizado de la debilidad por miembros de una secta, según las autoridades francesas.

La agencia policial internacional Interpol también emitió una notificación de búsqueda para Bivolaru en nombre de las autoridades de Finlandia, donde está acusado de presunto tráfico agravado de seres humanos.

El sitio web de la federación Atman y otros sitios sobre Bivolaru alegan que es víctima de un complot para desacreditarlo.

Las redadas en Francia involucraron a 175 agentes de policía y resultaron en 40 arrestos en toda la capital francesa, Seine-et-Marne, Val-de-Marne y Alpes-Marítimos.

La operación se centró en varias ubicaciones utilizadas por la organización, donde, según informes, se adoctrinaba a mujeres y se las coaccionaba a prácticas sexuales. Estos lugares, descritos como “ashrams”, servían como viviendas para mujeres seleccionadas por Bivolaru para la iniciación en prácticas de yoga tántrico, según las autoridades francesas.

Bivolaru, condenado por violar a una menor en su Rumanía natal, fundó MISA en 1990. La organización se expandió internacionalmente como la Federación de Yoga Atman.

La investigación francesa encontró evidencia de que los estudiantes eran coaccionados a participar en actividades sexuales que incluían videochats explícitos con fines monetarios, según el funcionario judicial. Estas presuntas actividades, realizadas bajo el pretexto de enseñanzas de yoga tántrico, formaban parte de un intrincado sistema de explotación financiera y control, según la fuente oficial.


Compártelo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *