DINERO

República Dominicana: Nuevo horizonte para la industria global de semiconductores

Compártelo

República Dominicana emerge como una prometedora tierra de oportunidades para la industria global de semiconductores, particularmente en los sectores de ensamblaje, prueba y empaque (ATP) de microchips, según un reciente estudio de factibilidad publicado por la Fundación para las Tecnologías de la Información y la Innovación (ITIF) en Washington, D.C. Este análisis subraya el potencial del país caribeño para incorporarse de manera estratégica en la cadena de valor de una industria considerada el “nuevo petróleo” de la economía moderna.

En un esfuerzo por diversificar y elevar su economía hacia sectores de alta tecnología, el gobierno de Luis Abinader, a través del ministro de Industria, Comercio y Mipymes, Victor Ito Bisonó, ha marcado un hito con el lanzamiento de este estudio. Durante su visita a Washington, D.C., Bisonó destacó las iniciativas del gobierno para fomentar la creación de empleos de calidad y fortalecer la posición de República Dominicana en la tecnología avanzada.

La nación se destaca no solo por su capacidad para atraer inversiones en la fabricación de semiconductores y placas de circuito impreso sino también por su enfoque en la cooperación internacional para la formación y capacitación de su fuerza laboral. Instituciones como INFOTEP, ITLA, EDUCA, y otras universidades desempeñan un papel crucial en este desarrollo, enfocándose en programas de investigación e innovación para la manufactura de electrónicos avanzados.

El evento de presentación del reporte del ITIF contó con la participación de representantes de la Oficina CHIPS del Departamento de Comercio de Estados Unidos, empresas multinacionales de tecnología, asociaciones industriales y expertos, reafirmando el interés y el compromiso por parte de diversos sectores en apoyar a República Dominicana en su camino hacia la innovación tecnológica.

Este movimiento estratégico se alinea con el objetivo global de diversificar las instalaciones de ATP fuera de Asia, presentando a República Dominicana como una alternativa confiable y cercana para la industria. Con el auge impulsado por el CHIPS Act en Estados Unidos, la demanda por procesos de ensamblaje, prueba y empaque de semiconductores está en aumento, y el país caribeño se posiciona para satisfacer esta necesidad emergente, ofreciendo una opción viable en América Latina donde las capacidades son limitadas.

Este enfoque no solo beneficiará a la economía dominicana a través de la inversión extranjera y la creación de empleo sino que también fortalecerá su estatus como un jugador clave en el mercado global de tecnologías emergentes. La República Dominicana se perfila así como un destino de inversión atractivo y estratégico, listo para contribuir significativamente al crecimiento y la innovación en la industria de semiconductores.


Compártelo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *