INTERNACIONALES

Se inicia investigación formal para juicio político a Biden por negocios de su familia

Compártelo

El presidente de la Cámara de Representantes, Kevin McCarthy, anunció el martes que ha dado instrucciones a una comisión para iniciar una investigación formal que podría llevar a un juicio político al presidente Joe Biden en relación con los negocios de su familia.

McCarthy declaró que la Comisión de Supervisión de la Cámara Baja ha descubierto lo que describe como una “cultura de corrupción” en torno a la familia Biden. Los republicanos han estado investigando los negocios del hijo de Biden, Hunter, que datan de antes de la toma de posesión del presidente demócrata.

“Estas son acusaciones de abuso de poder, obstrucción y corrupción que merecen una investigación más exhaustiva por parte de la Cámara de Representantes”, afirmó McCarthy frente a su oficina en el Capitolio. “Es por eso que hoy estoy ordenando a nuestra comisión que inicie una investigación formal para el juicio político del presidente Joe Biden”.

McCarthy se enfrenta a una creciente presión de la facción más conservadora de su partido para tomar medidas en contra de Biden.

Esta investigación es un paso previo al proceso de juicio político, y McCarthy ha detallado cuáles podrían ser las acusaciones. El líder de la Cámara planea reunirse en privado con los legisladores varias veces durante la semana para discutir el posible juicio político a Biden, entre otros asuntos. Sin embargo, enfrenta dificultades para lograr la aprobación de proyectos de ley necesarios para evitar un cierre del gobierno a fin de mes.

McCarthy se encuentra en una posición complicada, ya que debe equilibrar las demandas de la ala más derechista de su partido y evitar su propia destitución del cargo. Esta situación es familiar para él, en la que se debate entre el juicio político y la amenaza de un cierre gubernamental sin una estrategia clara.

El gobierno se quedaría sin financiamiento el 30 de septiembre, último día del año fiscal. El Congreso debe aprobar nuevos proyectos de financiación para evitar que el gobierno cierre y se interrumpan sus servicios.

La Casa Blanca ha calificado la campaña para un juicio político como motivada por razones políticas.

“El presidente McCarthy no debería ceder ante los legisladores de extrema derecha que amenazan con cerrar el gobierno si no obtienen un juicio político infundado y sin pruebas contra el presidente Biden. Las consecuencias para el pueblo estadounidense son demasiado graves”, declaró el portavoz Ian Sams.

Anteriormente, el expresidente republicano Donald Trump enfrentó dos juicios políticos en la Cámara de Representantes, aunque el Senado lo absolvió en ambas ocasiones. Actualmente, Trump enfrenta juicios bajo acusaciones más graves en cuatro jurisdicciones diferentes por intentar anular las elecciones de 2020, que fueron ganadas por Biden, entre otras acusaciones.

El representante Jamie Raskin, el demócrata de más alto rango en la Comisión de Supervisión, calificó esta iniciativa como un esfuerzo para equiparar moralmente a Trump, un expresidente sometido a dos juicios políticos, con Biden, quien carece de pruebas de haber cometido algún delito. Raskin afirmó que esta equiparación carece de fundamento debido a la falta de evidencia de delitos cometidos por el actual presidente.


Compártelo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *